miércoles, 3 de diciembre de 2008

¿Por dónde demonios empiezo?

Es la primera pregunta que nos hacemos al ver una casa desordenada. Nos parece demasiado, no podemos abarcarlo, nos sobrepasa.

En primer lugar, relájate y respira hondo

E
mpieza por la zona de tu casa que más te molesta. Si no puedes enfrentarte a la elección de ropa cada mañana porque tu armario tiene demasiados trastos y está muy desordenado, entonces es un buen lugar por el que empezar.

Decide cómo quieres que quede ese espacio: sólo quieres ropa en ese armario o también bolsos y zapatos?

Vacía y saca trastos: no puedes organizar trastos. Elimina todo lo que no debería estar ahí. Algunas cosas deberán ser movidas a otra habitación y otras tendrán que sacarse de tu casa.

Organiza lo que queda según tu personalidad. No todo el mundo es igual ni precisamos el mismo grado de orden. Algunos necesitamos rodearnos de tesoros y así está bien. Tu sistema funciona siempre que puedas encontrar lo que necesitas relativamente rápido (en un minuto).

Mantén. Y por último, pero importantísimo, haz un mantenimiento rápido de 5 minutos en cada espacio todas las semanas o siempre que sea necesario para que se mantenga organizado.


1 comentario:

www.todoestilo.net dijo...

Me tengo que tatuar en el brazo "Elimina todo lo que no debería estar ahí"... y si vamos a eso en ningún sitio!
Ayyy
Bss,