miércoles, 8 de julio de 2009

5 minutos para... el peor lugar de tu casa

Da gusto haber limpiado zonas de "cosas" que no se ven, como son los gérmenes. ¿Qué tal si hoy dedicamos tiempo a los objetos que sí se ven?

Seguramente en tu casa hay un lugar que te molesta mucho. Puede ser un montón de ropa, una pila de libros o de papeles por organizar. ¿Tal vez ropa por doblar? Cualquier cosa que te moleste y que te gustaría no tener que mirar cada día....

Pon en marcha la alarma y dedica cinco minutos a deshacerte de este molesto lugar. Aprovecha para decidir si hay algo qe eliminar, qué guardas y dónde y qué necesita reparación.

Ahora, disfruta de este nuevo logro en tan solo cinco minutos.

4 comentarios:

BCO dijo...

llevo dos semanas acumulando ropa para doblar y planchar...mañana me pongo unos cinco minutos....

Shopaholic Devil dijo...

yo tambien le pongo el ojo a mi ropa sin planchar...y a un rincon del armario donde tengo mis perfumes...no se como organizarlos de manera efciente y linda!!
si puedieras un dia publicar una entrada sobre eso, te agardeceria mucho
ya que no he encontrado nada sobre organizaciony cuidado de fragancias.
saludos!

Marimer dijo...

Parece que todas tenemos un mismo problema LA PLANCHA, la ropa, yo con cinco minutos no me da ni para mirarla, jajaja, odio planchar, ¿por qué no harán un tejido que no necesite plancha?, por muy a la moda que vayas en algodón, lino, viscosa o similar, es una lata tener estas prendas, mas cuando hace un calor insoportable. Yo lo que hago me pongo un ventilador delante y ¡ala! una hora.

nesir dijo...

Yo utilizo, lo de los cinco minutos, pedro le pongo diez minutos, hace años que lo utilizo, pero el problema es que nadie me ayuda en casa,ya que trabajo fuera y dentro...mi problema es que tengo un cuarto trastero lleno de libros y me da pena desprenderme de ellos, pero me acarrean cucarachas y otros bichos y cualquier dìa me sale un ALIEN, del dichoso cuarto, en el bendito cuarto pone mi familia lo que no quiere, y al final, por mucho que tire y que dè cosas, siempre hay màs y màs, què hago?