martes, 1 de diciembre de 2009

Reglas que no se enseñan en el colegio: un lugar para cada cosa...


Asigna un lugar para los objetos permanentes de tu hogar

Ya en anteriores ocasiones hemos destacado la importancia de tener un lugar para cada cosa y dejar cada cosa en su lugar.

Para la mayoría de la gente lo habitual es dejar las cosas en cualquier lugar, cambiarlas de lugar de modo habitual y no ceñirse a estándares. Esto está bien para tu vida en general, pero si queremos ser un poco organizados y encontrar los objetos que necesitamos, hay que aplicar alguna medida más.

Las cosas tienen tendencia a quedarse en aquel lugar donde los dejamos, así que intenta colocarlos en el lugar que les corresponde desde el primer momento. Tan pronto como entre un objeto nuevo en casa que vayas a quedarte (casi todo, verdad?), debes buscarle una ubicación. Para ayudarte a elegir el mejor lugar, utiliza divisores, cajas y topes.

Además, es el mejor momento para sacar una cosa vieja de tu hogar, algo que no necesites o quieras.

Es necesario que los objetos tengan un lugar propio. Si se dejan vagar por la casa, son más difíciles de encontrar y no será fácil dejarlos en su sitio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta tu blog, creo que hoy me he leido todo mayo y junio del 2008 y voy a por mas.

www.todoestilo.net dijo...

Mira, eso sí que lo hago! cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa!

Besos,