domingo, 5 de abril de 2015

Un objeto cada día



Tras recibir algunos emails y leer algunos comentarios que habéis realizado en entradas anteriores, he estado pensando acerca de los puntos o ideas más importantes para mantener nuestra casa organizada.

Habitualmente explico la necesidad de destrastear a menudo, de dedicar tiempo a sacar cosas de un cajón y tomar decisiones sobre cada objeto que hay dentro. También de la importancia de empezar por el armario o por la cocina (lugares para los que compramos más cosas y donde más trastos guardamos). Pero realmente, ¿cuántos de estos consejos seguís?¿Cuáles os resultan más útiles?¿Los cogéis tal cual o los adaptáis a vuestro estilo de vida?¿Probáis unos y otros no?

El caso es que yo he hecho lo mismo durante mi aprendizaje: unos consejos sirven más que otros, porque la vida de cada uno es diferente. Y cada momento es distinto. Aunque guardar en cajas pueda ser un potencial enemigo del orden, es cierto también que para ir poco a poco tal vez sea más fácil ordenar primero y luego revisar cada espacio para deshacernos de los trastos.

Y pensando en todo esto, he recordado a Colleen Madsen, la bloguera de 365 cosas menos (365 less things), de la que te hablaba en este post de 2011. Colleen decidió iniciar su tarea de eliminar trastos sacando de su hogar un objeto cada día. Esta tarea es más fácil de llevar a cabo que dedicar un día entero a un dormitorio de nuestro hogar.

Si eres de las personas a las que "ponerse manos a la obra" le cuesta, si te da pena tirar algunos objetos por apego, tal vez esta sea tu manera de enfocar la labor. ¿Por qué? Porque resulta más sencillo tomar una decisión de "eliminar un objeto al día", dejando para más adelante lo que no es tan fácil de decidir. De esta manera, vamos sacando de nuestras casas lo innecesario, dejando lo necesario y postergando (aunque llegará su turno) algunas piezas sobre las que a día de hoy nos puede suponer complicado tomar una decisión.

¿Qué opinas?¿Te resultaría así más sencillo?

6 comentarios:

Esther dijo...

Yo aprendo de todo, y pruebo de todo.

El consejo de un trasto menos al día, está fenomenal, pero a mi (ahora) no me sirve, porque me faltarían vidas (sí, en plural).

Obviamente, no todo el mundo tiene la cantidad de trastos que he llegado a acumular en mi vida, pero en cambio, éste consejo me lo apunto para cuando pase la primera criba de todo.

Actualmente, llevo cinco días aplicando los principios del minimalismo, y sin exagerarte, ya me he deshecho de unas 15 bolsas grandes (comunidad) y unos 3 muebles... y lo que me queda.. pero sí que es cierto, que habrá que hacer más "destrasteos" una vez acabe la primera ronda, entonces sí podré poner en práctica éste maravilloso consejo.

Para mi, actualmente, mi prioridad principal es que todo lo que no uso, se tiene que marchar. Y por primera vez, empiezo a ver y usar cosas, que antes, por no verlos o no saber dónde estaban, etc, estaban muertos de risa.

Es una gran terapia, por primera vez siento que el limpiar, y organizar me sirve de algo.

¡¡¡Gracias, gracias, gracias!!!

Darey dijo...

Sin duda, Esther, todos los consejos no nos sirven en todas las etapas de nuestra vida. Si tú estás en un momento de destrasteo global, un objeto al día no arregla mucho. Paciencia, los resultados se empiezan a ver enseguida :)

Enebea dijo...

Yo todavía no estoy preparada como Esther, así que a partir de mañana lunes empezaré con un trasto al día.

En un año son 365 trastos. No es mucho, pero es más de lo que hago ahora...

Gracias también, aunque tengo un nudo en el estómago, ja ja ja.

Darey dijo...

Enebea, ánimo y a por ello. Uno al día es una forma fácil de empezar porque tú eliges qué y dónde va :)
Ya nos cuentas.

Amelia dijo...

Sí, Darey, ya os contaré.

Hola, soy Amelia, el alter ego de Enebea :-D

El tema del minimalismo encaja más en el blog "de Amelia" que en el de Enebea, así que a partir de ahora te comento como Amelia.

El nudo en el estómago lo tengo igual, ja ja ja.

De momento, esta mañana he sacado cinco pares de zapatos. Todo es empezar...

Darey dijo...

Ánimo Amelia! Lo importante es dar el primer paso y después mantenerlo firme. Verás que los resultados se ven enseguida.